CONOCE MÁS SOBRE
HUAMANGA

SEMANA SANTA

VIVE JUNTO A NOSOTROS NUESTRA ESPIRITUALIDAD

La Semana Santa de Ayacucho es la segunda más importante del mundo, después de la de Sevilla (España). En estas dos ciudades se mantienen los rituales antiguos de la Semana Santa y se siente y percibe un especial fervor religioso.

Ayacucho, ciudad situada a 565 kilómetros al sureste de Lima, es por excelencia uno de las ciudades que recibe más visitantes durante esta fecha, debido a que la Semana Santa que se celebra en esta localidad constituye el mejor reflejo de la religiosidad y espiritualidad del país.

La ciudad de Ayacucho, es conocida por celebrar con inquebrantable fervor la Semana Santa, y recibe a miles de turistas durante la festividad cristiana. Los asistentes pueden disfrutar, de la música, danza y gastronomía de Ayacucho.

Todos los integrantes de la sociedad ayacuchana, en todos sus niveles sociales, participan de algun modo en los diversos eventos que conforman esta singular y colorida festividad religiosa y pagana. Desde la autoridades locales y, ahora último nacionales, pasando por los Mayordomos de las ocho principales procesiones de la ciudad

Durante más de una semana, la población y los turistas que arriban participan en ceremonias religiosas y procesiones, así como en actividades culturales, artísticas y comerciales.

JUEVES DE PASIÓN

Las actividades de este día son llevados a cabo en la Parroquia San Juan Bautista, realizándose una misa y Procesión De Cristo Salvador Del Mundo.

VIERNES DE DOLORES

En el barrio de la Magdalena se visten a las imágenes y las andas del Señor de la Agonía y de la Virgen Dolorosa, en el Templo del mismo barrio. En procesión salen ambas imágenes acompañadas por la Verónica y San Juan.

Durante la procesión y como muestra del ingenio festivo del pueblo, los concurrentes llevan agujas o espinas largas para pincharse mutuamente como una forma de “ayudar al Señor en su dolor”. También con agujas e hilos algunos cosen, disimuladamente, los vestidos de unas personas con otras generando confusas e hilarantes situaciones entre los asistentes.

SÁBADO DE PASIÓN

Este día llegan desde la provincia de La Mar gran cantidad de palmas de color amarillo y verde, las cuales son distribuídas gratuitamente en la prefectura o vendidas en el mercado local. En la noche, de la Iglesia de Pampa San Agustín, sale la procesión del Señor de la Parra, llamado así debido a que el Señor lleva en la mano un racimo de uvas.

DOMINGO DE RAMOS

Muy temprano, por la mañana, se realiza la bendición de los ramos o palmas. Más tarde en la plaza de Armas, se desarrolla la procesión de la imagen de Cristo sentado en un burro. La gente acompaña esta procesión agitando las palmas al paso del Señor. También ingresan alrededor de 300 mulas, asnos y llamas vistosamente adornados con cintas multicolores.

LUNES SANTO (JESÚS DEL HUERTO)

Dos acontecimientos religiosos de singular importancia son los que se producen en este día, el primero esta refirdo al trasalado de la imagen de Jesús Nazareno del Templo de San Clara al interior del Monasterio, evento religioso sumamente conmovedor, el segundo es la procesión del Señor de la Oración del Huerto, que se venera en el Templo de la Buena Muerte, en el que e transporta con mucha solemnidad una talla de Jesús arrodillado en actitud de plegaria, que simboliza la oración de Cristo en el Huerto de los Olivos de Getsemaní, donde es arrestado por los romanos por la tradición de Judas, su discípulo. Jesús sabe del sufrimiento que va a padecer y acepta con humildad y obediencia.

MARTES SANTO

Durante la tarde se efectúa el traslado de la imagen de El Nazareno del Convento de Santa Teresa al templo de Santa Clara (para su preparativo par el Miércoles de Encuentro). En la noche, sale en procesión el Señor de la Sentencia, el cortejo sale a las 7 de la noche en la Templos coloniales de Ayacucho|iglesia de la Amargura.

Este día se conmemora la captura y sentencia de Cristo por los judíos. La imagen tiene las manos atadas y con signos de haber sido torturado. En su recorrido, se detiene en catorce estaciones para rezar el Vía Crucis, entonando cánticos sacros en quechua y castellano.Por tradición, la procesión está a cargo del Poder Judicial de Ayacucho.

MIÉRCOLES DE ENCUENTRO
Día de El encuentro, se venera la imagen del patrón de Huamanga, Jesús Nazareno. Decenas de miles de pobladores se congregan alrededor del anda y portan grandes cirios encendidos, momento en que el alumbrado público se apaga. Se ilumina la escena con miles de cirios para el encuentro entre Jesús con la Dolorosa, San Juan, la Verónica y María Magdalena, cuyas imágenes salen de los templos a la calle.15

Esta es la procesión que suscita mayor emotividad en la población ayacuchana. La imagen del Cristo Nazareno y de la Virgen Dolorosa, por separado, salen del Templo del Convento de Santa Clara (descrito por Ricardo Palma en su relato de “La Monja Alférez”). Cada uno, en su propia anda y separados una o dos cuadras, seguidos de cientos de fieles compungidos. Días antes, las monjas de clausura preparan y visten a la imagen del Nazareno, que es venerada a lo largo del año. Cuenta la tradición, que las monjas le cortan el cabello y la barba que le ha crecido al Nazareno. Desde horas de la tarde, los vecinos e instituciones de la ciudad elaboran las más vistosas y bellas alfombras de flores y aserrín de colores, en una especie de competencia estética, ofrecidas al paso del Nazareno.16

En el perímetro de la Plaza, el anda de la Verónica avanza con rapidez y da el encuentro al Nazareno; ambas andas se aproximan y se inclinan para que la mujer “limpie” la sangre y el sudor del Señor, quedando las huellas impregnadas en el paño utilizado. Luego, la Verónica da el encuentro a San Juan para informarle que estuvo con Jesús; después, ambos, van en busca de la Virgen para comunicarle la triste nueva, mostrándole el paño con que secara el rostro de Jesús. En seguida los tres se dirigen en busca del Nazareno, produciéndose idas y venidas de las imágenes.

Finalmente, el desenlace y momento cumbre se desarrolla en la esquina de la Municipalidad con la antigua Escuela de Bellas Artes. La Virgen encuentra a su hijo, y se inclina tres veces, rememorando el camino al calvario. Las imágenes “conversan” un largo rato, en un marco de expectativa general, ningún ayacuchano se ha quedado en sus casas, la población ha copado toda la Plaza y especta con emoción. En ese espacio de tiempo, los sacerdotes que acompañan, ofrecen incienso a nombre del pueblo, con cánticos que entonan los feligreses, dando un ambiente muy espiritual. Luego, las andas abandonan lentamente la Plaza Mayor retornando al Templo de Santa Clara.

JUEVES SANTO (VISITA DE IGLESIAS)

Este día el clero renueva sus promesas ante los obispos, los fieles ayacuchanos visitan los monumentos eucarísticos que son preparados en todos los templos católicos de la ciudad. Entre las cinco y seis de la mañana se celebran misas, se arreglan iglesias y hay procesión interna en los templos del Santísimo. Los devotos hacen hervir en un brasero la cazoleta con un conjunto de hierbas aromáticas, luego se consagran los santos óleos; en este día el Obispo de Huamanga hace el lavado a doce menesterosos.

La población y los visitantes acuden a los templos que están adornados con panes, uvas, espigas y corderos de imaginería. Es un día sin procesiones; éstas son reemplazadas por el recorrido de iglesias, que, en Huamanga, por la cercanía de unas y otras se hace muy agradablemente. Los templos están ordenados con panes, uvas, espigas, corderos de imaginería y principalmente con la custodia de cada templo, la copa que lleva la ostia sacramentada.

VIERNES (SANTO SEPULCRO)

Se lleva a cabo la gran procesión del Santo Sepulcro, iniciándose al atardecer en la Iglesia de Santo Domingo. Un gran féretro de cristal con la imagen de Cristo, sobre un lecho de rosas blancas, recorre las calles, seguido de la Dolorosa y miles de mujeres ayacuchanas vestidas de riguroso luto. Al salir del templo los fieles cantan la tradicional canción en quechua Apuyaya Jesucristo, que es interpretada posteriormente por la Tuna de la Universidad San Cristóbal a su llegada a La Higuera, en el Portal Municipal de la Plaza Mayor. Es, junto al Miércoles del Encuentro y el Domingo de Resurrección, uno de los principales momentos de toda la Semana Santa.

SÁBADO DE GLORIA

Es un día festivo que se inicia con festejos populares, ferias de peleas de gallos, ferias en el cerro Acuchimay, fogatas de chamizo y salen a las calles los morochucos.

En la zona oeste del parque se realiza el Pascua Toro: los toros que van a ser regalados al asilo de ancianos o a la cárcel de la ciudad son paseados por las calles del centro de la ciudad antes de ser entregados; el paseo taurino crea un gran alboroto entre la muchedumbre que se ha congregado en la plaza y calles aledañas. Paralelamente, un fastuoso paseo de chalanes por la ciudad rememora los viejos tiempos y recuerda a los hacendados ayacuchanos del pasado.

DOMINGO DE PASCUA

Se lleva a cabo la gran procesión del Santo Sepulcro, iniciándose al atardecer en la Iglesia de Santo Domingo. Un gran féretro de cristal con la imagen de Cristo, sobre un lecho de rosas blancas, recorre las calles, seguido de la Dolorosa y miles de mujeres ayacuchanas vestidas de riguroso luto. Al salir del templo los fieles cantan la tradicional canción en quechua Apuyaya Jesucristo, que es interpretada posteriormente por la Tuna de la Universidad San Cristóbal a su llegada a La Higuera, en el Portal Municipal de la Plaza Mayor. Es, junto al Miércoles del Encuentro y el Domingo de Resurrección, uno de los principales momentos de toda la Semana Santa.

MAPA DE IGLESIAS